La leyenda de San Jorge y el dragón

La leyenda de San Jorge y el dragón es parte de La leyenda dorada y es el probable origen de todos los cuentos de princesas y dragones en Occidente.

Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, había un reino en el que la gente vivía tranquilamente, hasta que un dragón apareció de repente.

Era un dragón furioso y laminero y para que estuviera tranquilo cada día le mandaban un cordero.

Pero cuando los animales empezaron a escasear, a las personas tuvieron que mandar y para decidir quién serviría de cena al dragón y darle algo de emoción, el que sacara el palito más corto tendría que caminar y hasta la cueva del dragón llegar.

Un día la princesa, el palito más corto encontró y el sorteo perdió, tocándole ser la cena de ese dragón tan feo.

El rey triste y desconsolado, no podía dejar de llorar, porque no quería que su hija se convirtiera en el manjar del único dragón del lugar.

Por la tarde la princesa muy despacio salió del palacio, hacia la cueva del malvado dragón alado.

Pero cuando estaba a punto llegar, apareció de pronto un joven caballero a todo trotar, que decidió enfrentarse al dragón y  darle una buena lección.

Tras una lucha feroz y recibir alguna que otra coz, Jorge consiguió clavarle al dragón la lanza en el corazón.

Dicen que de la sangre del dragón brotó un precioso y gran rosal, del que el caballero cortó una rosa, para ofrecérsela a la princesa y pedirla al rey en esponsal.

Y para celebrar ese día en cuestión; manda la tradición regalar una rosa recién cortada a la persona amada

Merchandising

https://www.redbubble.com/es/people/pepean/works/30010372-san-jorge-y-el-drag-n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *