Leyenda Mexicana – La leyenda de la liebre en la luna

Esta Leyenda Mexicana nos enseña la voluntad de sacrificio de una pequeña liebre para hacer feliz al dios Quetzalcoatl

Cuenta la leyenda que un día Quetzalcoatl sentía curiosidad por conocer cómo era el mundo que había creado.

Pensó en como el mundo podría visitar y tras mucho pensar en un anciano se decidió transformar.

Caminó por el mundo hasta que las estrellas comenzaron a brillar y la luna a la ventana de los cielos se empezó a asomar.

Entonces cansado y hambriento, se sentó sobre una roca a la orilla del camino, a recuperar el aliento
.
Estaba allí descansando, cuando vio a un conejito brincando, que había salido a cenar.
-¿Qué estás comiendo? – preguntó.
-Estoy comiendo zacate. ¿Quieres un poco y llenarte el gaznate?
-Gracias, pero yo no como zacate.
-Pero entonces ¿Qué vas a hacer?
– Tal vez morir porque no tengo nada que comer

El conejito al anciano se acercó y sin saber que era un Dios le susurró;
-Mira, yo no soy más que un pequeño conejito, pero si tienes hambre, cómeme a mi con un buen sofrito.

Entonces el dios acarició al conejito y le dijo:
-Tú no serás más que un pequeño conejito pero tienes un gran corazón, te mereces que todo el mundo y para siempre, recuerde tu buena acción.

Y tomándolo en sus manos lo levantó a gran altura, hasta la luna y plasmó en ella su figura.

Después el dios lo bajó a la tierra y le dijo:
-Ahí tienes tu silueta en la luz de la luna, para que todos los hombres y para que en todos los tiempos recuerden tu bondad y sacrificio.

Desde ese día, aquel pequeño animalito que ofreció su vida a un pobre anciano, quedó reflejado para siempre en la luna, en donde se dice, que aun hoy, vive felizmente.

2 thoughts on “Leyenda Mexicana – La leyenda de la liebre en la luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *